Please enable JS

Crowdsourcing y la gestión del cambio

Crowdsourcing y la gestión del cambio

Crowdsourcing y la gestión del cambio

14/09/2017 / Montserrat Mata Fernández /Transformacion digital

La importancia de la transformación digital en la que estamos inmersos nos lleva a pensar en la necesidad de realizar una buena gestión del cambio. Siempre ha sido necesario gestionar los cambios, pero esto toma ahora aún mayor relevancia pues el entorno digital está provocando continuas transformaciones, algunas de gran importancia, que requieren una rápida y adecuada adaptación, algo que además afecta a todas las empresas.


Esta transformación digital es en realidad un cambio cultural y supone una adaptación continua por parte de recursos y empresas, no es sólo una evolución tecnológica. Y ésta evolución lleva a pensar en una transformación colaborativa, en una cultura de participación y escucha, todo ello englobado en una comunidad de ideas. Por eso es necesaria la participación de un Gestor del Cambio, quien gracias a sus conocimientos y experiencia podrá al mismo tiempo gestionarlos y evitar algunos de los riesgos asociados al mismo, como por ejemplo la fatiga por el cambio, algo que sin duda disminuiría la productividad de las personas; de hecho es considerado como el riesgo número uno por algunos estudios. Se vuelve imprescindible por tanto evaluar y mitigar ese cambio. Sin olvidar que la gestión del cambio abarca de igual modo aspectos como el liderazgo, la estrategia y la gestión de proyectos. La gestión del cambio es capaz de proporcionar mejores prácticas y unas herramientas para llevarlas a cabo.

El primer punto a tener en cuenta es el origen del cambio, y conocida la necesidad del mismo es importante centralizarlo para poder establecer con claridad su objetivo. Sin embargo independientemente del objeto a conseguir, hay varios aspectos que deben ser considerados con más profundidad, como la importancia que tienen las personas en el éxito de cualquier evolución, innovación, hay que conseguir que estén motivadas, en definitiva hay que gestionar el factor humano. Este es uno de los puntos en los que hace hincapié el HCMBOK®. Para conseguir esta motivación se pueden utilizar las herramientas ya conocidas, o se pueden utilizar adicionalmente otras nuevas, como el crowdsourcing, entendido como impulsor de la innovación digital que es una de las causas por las que las empresas han necesitado o necesitan realizar una buena gestión del cambio. Crowdsourcing desde el punto de vista de Estellés y González, quienes en 2012 lo definieron como una actividad participativa en la que todos pueden aportar algo para el beneficio de todos, obteniendo algún tipo de recompensa por ello. Inicialmente el concepto fue definido por el creador del mismo, Jeff Howe, como la externalización de las tareas realizadas por una persona o grupo de personas a través de una convocatoria abierta, sin embargo esta acepción ha ido variando con el fin de aprovechar mejor las oportunidades que su aplicación podía ofrecer. Incluso ha sido identificado por expertos y especialistas de Gartner en un informe de 2016, como una de las cinco prácticas que ofrecen una mayor mejora en las actuaciones digitales, siendo también nombrada en Forbes como uno de los “innovation hacks” que pueden ayudar a las empresas a obtener un mayor beneficio a corto plazo.

Gracias al crowdsourcing cualquier persona de la empresa podrá ser partícipe de la cultura de la empresa, consiguiendo por una parte un mayor conocimiento de la misma y por otro su mejora gracias a las nuevas aportaciones. Se ha comprobado que gracias a esto las personas están más predispuestas a compartir sus ideas, ya que se les da la oportunidad de participar. Todo ello sin coste alguno para la empresa, siendo el beneficio obtenido de esta colaboración muy alto debido a que se crea un entorno creativo, propicio a que surjan ideas innovadoras. Esta innovación deberá ser gestionada de forma continua y es unas prácticas identificadas desde Gartner como una de las 5, junto con el crowdsourcing, imprescindibles para impulsar la renovación digital. También desde el Human Change Institute se destaca la importancia de la innovación y la estrecha dependencia que tiene con el ambiente que exista en la empresa y con la capacidad de los líderes de maximizar el rendimiento de los equipos mediante actividades colaborativas creativas, la creatividad es según el HCMBOK® una habilidad que apoya al gestor de cambio en su actuación, ayudando a los equipos a pensar de una forma diferente y por lo tanto romper con las prácticas tradicionales y consecuentemente innovar. Indiscutiblemente esto ayudará y preparará a los componentes de cualquier equipo a estar en continua formación (Life Long Learning) lo que les proporcionará una mayor flexibilidad para los transformaciones que se vayan produciendo y que estarán siendo gestionados por un Gestor del Cambio. Además la posibilidad de resolver algunos de los problemas que puedan surgir en el desarrollo de un proceso de cambio, el Gestor del Cambio será quien decida la conveniencia de aplicar el crowdsourcing en cada caso concreto, los beneficios son altos, empezando por la rapidez en el análisis del problema, los múltiples puntos de vista y la colaboración que puede surgir para la resolución del mismo. Es un ámbito totalmente colaborativo basándose en la opinión y ayuda de los demás, menos actos exclusivamente individuales y más participación.

Esta idea de compartir conocimiento no es nueva, no es algo nacido de la transformación digital, de hecho ya se hablaba de un espacio para compartir conocimiento en los años 90, en un modelo teórico desarrollado por Ikujiro Nonaka y por Hirotaka Takeuchi, donde hablaban de la existencia de un espacio, que podía ser virtual, para facilitar el conocimiento, un espacio en el que se estimularía el conocimiento. Se denominaba espacio ba, definido como un “contexto compartido en movimiento” por el filósofo japonés Kitarō Nishida.

Se trata en definitiva, de aplicar algunas de las teorías que ya fueron definidas hace tiempo y adaptarlas a las necesidades actuales. El entorno cambiante facilita este uso, aunque requiera en algunos casos pequeños ajustes, pero esas variaciones, que no alteraciones, son las que hacen tan valiosas estas nuevas ideas, su correcto uso y aplicación puede conseguir un beneficio rápido, en este caso en la gestión del cambio que esté realizando cualquier empresa. Gestionando de forma correcta el cambio y aplicando en cada caso la herramienta más adecuada se podrá conseguir el éxito de la implantación del mismo. Y ya son muchas las empresas que están utilizando el crowdsourcing, adaptándola según sus objetivos.

Todo ello sin olvidar que hay otras muchas herramientas aplicables, como el flipped learning (aula invertida), un método cada vez más presente en la formación directiva y que por ello afectará directamente en la forma de gestionar un cambio en las empresas.

Comentarios/0