Please enable JS

Excelencia TIC en las competencias de Educación

Publicaciones

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Excelencia TIC en las competencias de Educación

Post evento Conclusiones de la celebración de la séptima edición de las Jornadas sobre Excelencia TIC en las competencias de educación organizadas por IECISA, junto con la Junta de Castilla y León, el pasado 17 de febrero de 2019 en Valladolid.

España lidera la tasa de abandono escolar temprano en la Unión Europa, un indicador que expresa la proporción de jóvenes de 18 a 24 años que como mucho terminó la Educación Secundaria Obligatoria y no está estudiando. En España alcanza el 17,9% (el 7% del total de jóvenes de esas edades ni siquiera obtuvo el título de ESO), casi la mitad que hace 15 años, pero muy por encima de la media europea, situada en el 11,9%.

Recientemente hemos conocido los resultados del último informe PISA. Los estudiantes españoles de 15 años han retrocedido 4,5 puntos en matemáticas y hasta 9,5 puntos en ciencias en las pruebas realizadas en 2018 y se han vuelto a situar por debajo de la media de la OCDE. Aunque los resultados difieren según las comunidades autónomas.

Algunas de estas comunidades se dieron cita en la séptima edición de las Jornadas de Excelencia TIC en las competencias de Educación organizada por IECISA y la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León. Castilla-La Mancha, Murcia, Galicia, Asturias y Extremadura, junto con representantes de BMC, Microsoft, Symantec, Crambo y Smart debatieron en torno a estos tres temas:

1. Los desafíos de las escuelas conectadas. Problema u oportunidad

2. Tendencias TIC en Educación. Tecnologías habilitantes y casos de uso

3. La digitalización de la educación. Casos de transformación digital 

No hay duda de que el mundo digital forma parte ya del mundo educativo moderno. Una obviedad en un mundo cada vez más digital. Pero también un riesgo, porque como afirma Mauro Mediavilla, profesor titular de Economía aplicada de la Universidad de Valencia, la integración de ordenadores en los sistemas de enseñanza excede la mera acumulación de tecnología en los centros escolares y pone el foco en la relación directa entre las capacidades del docente y su confianza en los beneficios de incorporar las TIC y la introducción de las mismas en su plan pedagógico.

Algunas voces achacan el suspenso del informe Pisa, precisamente, a la falta de especialización docente en Primaria. La Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) ubica el problema en la ausencia de formación científica en la escuela primaria y en la falta de especialización del profesorado, que conlleva un desinterés del alumno.

En España el 80% de los profesores usa habitualmente la tecnología para preparar y desarrollar sus clases, un 20% más que hace cuatro años, según un estudio de Ipsos para Samsung. Aun así, solo el 38% de los docentes de secundaria ha recibido formación específica para aplicar las nuevas tecnologías a la enseñanza, todo ello, a pesar de que cada vez existen más opciones para adquirir estas habilidades digitales.

Como apunta uno de los ponentes en las VII Jornadas sobre Excelencia TIC en las competencias de Educación el salto cualitativo digital en el sector educativo es la puerta que abre la renovación pedagógica. Una renovación que debe alinearse con los objetivos marcados por el marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación (ET 2020): hacer del aprendizaje permanente y de la movilidad una realidad; mejorar la calidad y eficacia de la educación y la formación; fomentar la igualdad, la cohesión social y la ciudadanía activa; incrementar la creatividad y la innovación, incluido el emprendimiento, en todos los niveles de la educación y la formación.

La conexión de todo el territorio español y la igualdad de oportunidades, sobre todo en el mundo rural, fueron mencionados como valores añadidos del Programa de Escuelas conectadas. También se puso el foco en la necesidad de encontrar equilibrio entre los materiales educativos en papel y en digital, si bien, estos últimos, aun no garantizando mejores resultados académicos, sí permiten abordar metodologías nuevas de trabajo que apunten en esa dirección. Las competencias digitales se entendían, además, como la capacidad de hacer un uso crítico de la información y la tecnología, más allá de cómo usar una tableta. Unas competencias, por otro lado, que serán requisito indispensable para los futuros puestos de trabajo que están por venir.

Formulario de descarga de la publicación

Por favor rellene la siguiente información para acceder a la descarga del documento.